EL ATLÁNTICO PEREDA AFRONTA UN NUEVO COMPROMISO EN NUMANCIA